Mantenimiento y cuidado de la tarima exterior

Cómo mantener su tarima exterior con un aspecto nuevo:

  • Asegúrese de que permite al menos 15 cm de ventilación bajo la tarima exterior y el espaciado necesario entre las tablas de la tarima exterior.
  • Mejore el drenaje o aplane el terreno para eliminar el agua estancada bajo las tarimas exteriores.
  • Dirija las bajantes de pluviales, las extensiones de las bajantes y los protectores contra salpicaduras lejos de las tarimas exteriores.
  • Coloque las ventilaciones de las secadoras lejos de las tarimas exteriores.
  • Mantenga su tarima exterior limpia y seca.
  • Limpie su tarima exterior tantas veces como sea necesario, al menos dos veces al año.
  • Tenga sumo cuidado con las máquinas de lavado a presión y úselas a presiones menores de 103 bar, a 30 cm sobre la superficie de la tarima exterior. No se recomienda el lavado a presión cuando la tarima exterior presente moho/hongos.
  • Mantenga los espacios entre tablas de la tarima exterior libres de residuos para que la lluvia pueda retirar el polen y los residuos orgánicos entre limpiezas.
  • Minimice el uso de mantillo húmedo en contacto con la estructura de la tarima exterior.
  • Los artículos almacenados directamente sobre la superficie de la tarima exterior, como por ejemplo macetas, impiden la evaporación del agua y podrían causar cierto manchado de la superficie de la tarima exterior.
  • El uso de barandillas de hierro forjado u otros materiales de acero al carbono, en contacto con o sobre una superficie de tarima compuesta no cubierta, podría causar una mancha extractiva oscura.

Documentos para el mantenimiento y cuidados de la tarima exterior

Para información más detallada, consulte los siguientes documentos: