«Nos impresionaron mucho los colores, la garantía, los materiales, los componentes de la tarima exterior, las barandillas, la iluminación...»

Cansados de su vieja terraza de madera con sus manchas de humedad y agujeros de clavos, «queríamos algo que fuese agradable a la vista, algo bello», recuerdan Gary y Katie. Siguiendo la recomendación de su contratista, se conectaron a internet para echar un vistazo a Fiberon. «La herramienta de diseño de bricolaje nos ayudó mucho: nos ofreció un buen punto de partida...nos impresionaron mucho los colores, la garantía, los materiales, las luces...» Ahora, con una tarima exterior increíble y amplia, ¡es hora de festejar!